sábado, 9 de junio de 2012

Camiseta triple Diosa

Belén me pidió una camiseta, le gustaban mis seres mágicos, en concreto vio la imagen de la camiseta Sherezade, que podeis recordar visitando la entrada, pinchando AQUÍ una hada sin alas, de rasgos y curvas muy femeninos, que cuenta historias .... quería que fuera algo especial, busca una diosa, esa imagen femenina y mágica, me enseñó una ilustración que le gustaba de la Triple Diosa, y me lo propuse como reto, no me gusta copiar, pero quería hacer mi propia versión de esta ilustración... ha supuesto muchoooooooo trabajo, muchos días de pintura... pero aquí está la camiseta, he disfrutado, como veis sólo fue una inspiración, pues es muy de mi estilo, tiene toques diferentes... a mi han me queda mucho por aprender y mejorar...  

Belén Rubio Bartolomé es una chica encantadora, además de una gran artista que escribe, sobre todo relatos de fantasía, pinta y realiza manualidades, todo ello con mucha magia, para mí ha sido un regalo que una persona como ella, quisiera una de mis creaciones, nosotras coincidimos por el mundo mágico de las hadas, reconozco que ella tiene mucho talento y cada día me sorprende más con sus cuadros, incluso creo que aprenderé mucho de ella. 


Os paso un poco de información para quién quiera saber más sobre la Triple Diosa, Wicca.
El símbolo de la triple diosa lunar.
Las diosas o semidiosas aparecen en grupos de tres en una serie de mitologías europeas paganas; por ejemplo, las Erinias (Furias para los romanos) y las Moiras (Parcas para los romanos) griegas; las Nornas nórdicas; Brigit y sus dos hermanas, también llamadas Brighid, en mitologías irlandesas o keltoi.
Robert Graves popularizó la tríada de "Virgen", "Madre" y "Vieja Bruja" y a pesar de que esta concepción no se apoya en evidencia académica sólida, su inspiración poética ha tenido una amplia acogida.
Existe una amplia variedad en la concepción precisa de estas figuras, tal como ocurre típicamente en el neopaganismo y en las religiones paganas en general. Algunos la interpretan como tres etapas en la vida de la mujer, separadas por la menarca y la menopausia. Otros encuentran este enfoque como demasiado rígido y basado en la ciencia y biología y prefieren una interpretación más libre, en que la Virgen es el nacimiento (independiente, consciente de sí misma, exploradora), la Madre que da a luz (conectada con el mundo, acogedora y compasiva, creativa) y la Vieja bruja es la muerte y renovación (holística, remota, inescrutable) — las tres, eróticas y sabias.
En religiones derivadas del helenismo y posteriormente en religiones Nueva era y wicca, frecuentemente tres de las cuatro fases de la luna (creciente, llena y menguante) simbolizan los tres aspectos de la Triple Diosa. Se las representa juntas como un símbolo que se compone de un círculo entre la fase creciente y la menguante. Sin embargo, algunos, encuentran a esta tríada incompleta y prefieren agregar un cuarto aspecto. Esta sería la "Diosa negra" o "Mujer sabia", sugerida en cierta forma por la ausencia de la luna nueva en el simbolismo indicado previamente, o podría ser una diosa erótica que representaría una fase de la vida entre la Joven (Virgen) y Madre, o una Guerrera entre la Madre y la Vieja bruja. Existe una contraparte masculina a esto en el poema inglés "The Parliament of the Three Ages".
En la cultura popular moderna se ha representado la Triple Diosa como Virgen, Madre y Vieja bruja, como por ejemplo en la obra de Neil Gaiman, The Sandman.

La imagen de la Diosa que se reverencia en Wicca está basada en las imágenes más antiguas que se adoraban durante la prehistoria, en el sentido habitual de arquetipo.
La Trinidad o multiplicidad de la Diosa es muy anterior al cristianismo, y no sería demasiado difícil arriesgar que una fue el origen de la otra. Pero a diferencia del Cristianismo, en la Wicca la Trinidad se refiere a tres distintos estadíos o aspectos de la misma entidad. Entidad que a su vez es el aspecto femenino discernible por nosotros de la Deidad.
Cada uno de éstos aspectos tiene sus características particulares, distintas de las de los otros, cada una de ellas posible de ser relacionada con aspectos internos de nuestra psiquis. Estas imágenes de la Doncella, Madre y Anciana han aparecido y sido reverenciadas por la humanidad desde hace milenios, a veces presentando mitos oscurecidos por las conquistas de las que fueron víctimas las sociedades matriarcales.

La Triple Diosa es un arquetipo interno, un modeloguía que todas las mujeres poseemos y con el cual podemos fluir para vivir integralmente desde un centro interno iluminado, provisto de energía vital, autoestima, vinculación, sabiduría, espiritualidad y regeneración. Durante el taller utilizaremos imágenes arqueológicas e indígenas de las Diosas de distintas cultura y períodos como son las Tres Gracias, las Tres Pachamamas, la Triple Luna Ixchel, las Tres Matronas, las Tres Hermanas, las Tres Parcas, las Tres Moiras, la triple Eire, la triple Al Lat, entre otras.
La luna es un símbolo triple diosa que representa a la Virgen, Madre y Anciana como la creciente, llena y menguante. También se asocia con la energía femenina, el misterio y habilidades psíquicas. A menudo se vea este símbolo en coronas u otras piezas de la cabeza, especialmente usados por sacerdotisas.
La Diosa, a la vez que representa el carácter femenino de la creación, también representa los estados de la vida como la Triple Diosa. Esta se compone de La Doncella, La Madre y La Anciana. Cada una de ellas representa un carácter de la vida humana, como también estas son representadas con los estados de la luna. Esta imagen que se reverencia en Wicca está basada en las imágenes más antiguas de la Diosa. Cada uno de estos aspectos de la Diosa tiene sus características particulares:
La Doncella
Es el aspecto más joven de la Diosa, es ingenua y a la vez seductora, enamorada y curiosa, representa la niñez y juventud del ser humano. Su estación regente es la primavera, donde se reinicia el ciclo dando lugar al renacimiento de la vida. Su estado lunar es la luna creciente. Se le invoca para la belleza, el romance, el amor y la juventud, los colores blanco y rosa, y las flores, principalmente las silvestres o/y de color blanco. Sus animales asociados son los ciervos o cualquier otro animal silvestre.

La Madre

Es el aspecto maduro de la Diosa, es maternal y compasiva, pero a la vez protectora de sus hijos. Representa la madurez del ser humano. Su estación regente es el verano y el inicio del otoño, cuando es época de cosecha, cuando la tierra da sus frutos. Su estado lunar es la luna llena. Se la invoca para la protección, la fertilidad, la madurez y las relaciones estables. El color que se le atribuye es el rojo, y sus animales asociados pueden ser el gato, paloma o delfín.

La Anciana

Es el aspecto de la vejez de la Diosa, es sabia y experimentada, nos orienta y aconseja. Representa la vejez del ser humano. Su estación regente es el final del otoño y el invierno, cuando las hojas caen y el frío inunda la tierra. Su estado lunar es la luna menguante. Se le invoca para la sabiduría, la vejez y la muerte. Los colores negro, azul profundo y el violeta más oscuro.
Estos aspectos también puede representar el ciclo de nacimiento, la vida y la muerte (y el renacimiento). Los Neopaganos creen que esta diosa es la personificación de todas las mujeres en todas partes.
Los seguidores de la Wicca, Diánica y religiones neopaganas, así como algunos arqueólogos y mitógrafos, creo que mucho antes de la llegada de las religiones abrahámicas del judaísmo, el cristianismo y el Islam, la Triple Diosa encarnaba el triple aspecto de Gea, la Madre Tierra (Magna Mater romana). Una diosa madre era adoradoabajo una variedad de nombres no sólo en el Antiguo Oriente Próximo y el Egeo y Anatolia, sino también en la Arabia preislámica.
Los Neopaganos también afirman antecedente histórico de sus creencias, sosteniendo que en la vieja Europa, en el mundo del mar Egeo, y en el más antiguo Cercano Oriente, la Triple Diosa precedió a la llegada de los oradores nómadas de las lenguas indoeuropeas.
En el sur de Arabia, el dios-luna Hubal fue acompañada por las tres diosas: el más joven Uzza, Al-Lat "La Diosa" y Manat la Anciana, las tres guías.
Los Wiccanos a veces trabajamos con la Diosa en su triple forma, pero a veces pueden admirar a una parte en particular o la diosa Doncella, o la Madre, o la Anciana . Un ejemplo de esto sería la diosa Hécate, que aparecía inicialmente como tres doncellas, por triplicado, o como una anciana sola en tiempos posteriores. Otro ejemplo es la diosa Morrigan.

La Diosa es la Madre Universal. Ella es la fuente de la fertilidad, de la sabiduría infinita y del amor. En la Wicca es representada en tres aspectos diferentes: la Doncella, la Madre y la Anciana, simbolizando las tres fases de la luna: creciente, llena y nueva (menguante). Ella es al mismo tiempo el campo virgen, el campo con cosechas y el campo adormecido, cubierto por el hielo de la Tierra.
Ella da la luz a la abundancia. Sin embargo, como es ella misma la que lo da, también tiene derecho a quitársela. Esto no es del todo malo, pues el ser humano, al morir, descansará en sus brazos, o sea, volverá a la Madre.
Ya que la Diosa es la Naturaleza, es al mismo tiempo la Tempestad y la Calma, el tornado y la lluvia fresca de primavera, la cuna y el túmulo.
Pero pese a que ella posee las dos naturalezas, la Wicca la reverencia como aquella que dona fertilidad, amor y abundancia. Y por supuesto que conocemos su lado oscuro también.
La vemos manifestada en la Luna, en el silencio de un bosque, en cada ola del mar y en cada césped verde de la primavera.
Muchos son los símbolos usados en la Wicca para representarla y honrarla: el caldero, flores de cinco pétalos, el espejo, collares, conchas del mar, perlas, agua, artículos de plata etc. Como ella domina la Tierra y la Luna, los animales bajo su protección son muchos: conejo, oso, búho, gato, perro, murciélago, vaca, delfín, león, caballo, escorpión, araña, abeja, etc. Todos son sagrados para la Diosa.
Muchos la han retratado como la cazadora con sus perros de caza, la divindad celestial llena de polvo brillante de las estrellas, la Madre Eterna con su niño, la hilandera de nuestra vida y muerte. Pero no importa como la enseñen, la Diosa es omnipresente, inmutable y eterna.
textos extraídos de :


Para comprar alguna de mis creaciones,  rellena el formulario o envíame un correo,  también puedes ver el CATALOGO.Si quieres saber que sorteos se están realizando pincha en SORTEOS

2 comentarios:

  1. La camiseta es preciosa y la entrada super interesante! Me recuerda a los Siete Nuevos Dioses de los que habla George R.R. Martin en Canción de Hielo y Fuego

    ResponderEliminar
  2. Te felicito porque tomaste una imagen y la hiciste en tu estilo, eso es muchísimo mejor que copiar, quedó preciosa, también me gustaron tus creaciones de las entradas anteriores, hacía días que no pasaba. Besos

    ResponderEliminar

Gracias por tu agradable visita y tus palabras, me acabas de hacer sonreír, siempre serás bienvenid@ a mi mundo mágico de creaciones artesanales.

Related Posts with Thumbnails

Seguidores